Comparte en

 “Habla con tu público usando su idioma y hablando de lo que le importa”

Jonathan Lister

El Embudo de Conversión es la representación gráfica de las distintas etapas que atraviesan el ciclo de vida del Lead o prospecto dentro del proceso de compra, desde su visita a la web, hasta convertirse en un cliente efectivo. Este modelo metodológico es parte del Inbound Marketing y se compone de cuatro etapas para atraer, interactuar, convertir y fidelizar a los usuarios mediante la generación de contenido de valor para resolver sus necesidades. 

Para conocer la etapa en la que se encuentra cada usuario, tendremos que acudir a la aplicación de las distintas técnicas del Inbound Marketing como el Lead Scoring y el Lead Nurturing para identificar, clasificar y evaluar cada uno de los registros, según parámetros establecidos en nuestro modelo de segmentación y desde allí, ofrecer un contenido adecuado para cada etapa, de tal manera que siempre esté generando valor para el usuario.

Atracción de prospectos o Leads

En esta primera etapa, tendremos que disponernos a producir contenido genérico que atienda las características y descripciones de algún producto y/o servicio a través de búsquedas orgánicas de palabras clave en reconocidos motores como Google, Bing o Yahoo, además de contenidos publicados en redes sociales y campañas de publicidad online que refuerzan la presencia de nuestra marca en plataformas como Facebook, Instagram, Twitter, Youtube, Snapchat, Pinterest, Linkedin, entre otros. Recordemos que en este punto debemos generar contenido atractivo con llamados a la acción específicos para lograr que los usuarios nos dejen su información de contacto en formularios personalizados con múltiples campos y acciones de registro según los objetivos de segmentación. Por eso ante la pregunta: ¿Qué información solicitar? Debemos asegurarnos de pedir información útil para nuestra empresa, como por ejemplo sus datos personales o demográficos.

A esto se suma la implementación de rápidas acciones para los usuarios; es decir, optimizar la eficacia de los formularios, evitando una larga lista de solicitudes que puedan aburrirlos y que no estén equilibradas con el contenido de valor que ofrecemos, conllevando a resultados contraproducentes para nuestros objetivos de conversión.  

Por otra parte, para las siguientes etapas del embudo: interacción y fidelización, dejaremos de lado la producción de contenido genérico y nos enfocaremos en la creación de contenido persuasivo y aún más relevante, puesto que en este punto los usuarios ya han revelado su intención de adquirir nuestros productos y/o servicios. Desde este momento, nos referimos a Leads de calidad, es decir, aquellos usuarios que se ajustan al modelo o perfil de cliente ideal que estamos buscando para nuestra empresa, y aquí es cuándo podremos ofrecer propuestas comerciales, descuentos y promociones, como estrategias que nos ayuden a posicionarnos como la mejor opción para adquirir algún producto o servicio.

Hay que decir que en todo este proceso, contamos con múltiples herramientas de automatización que nos permitirán optimizar las labores de marketing, desde la atracción de leads, hasta la fidelización de clientes, por medio de respuestas automáticas, flujos de trabajo de tareas repetitivas, entre muchas otras opciones que nos permitirán de manera simultánea llegar a un mayor número de usuarios con menos costos y con excelentes resultados en la optimización del tiempo. Sin embargo, lo más importante en este proceso de conversión es el hecho de aprender a construir buenas y perdurables relaciones con los Leads, para lograr que de forma natural, den el siguiente paso en cada una de las etapas de este embudo de conversión.

En diMarka ofrecemos la plataforma de software IGnicia para ayudar a las empresas a atraer, interactuar, convertir y fidelizar a los Leads en cada una de las etapas de conversión de este ciclo de vida. Contáctanos a través de: info@dimarka.com o comunícate a nuestro WhatsApp +57 316 698 1502 para agendar una asesoría virtual o presencial.