Comparte en

“La gente influye en la gente, nada influye en la decisión de compra más que en la recomendación de un amigo de confianza.”

Mark Zuckerberg

Una de las razones por las que muchas empresas han adoptado el modelo de cliente preferencial en su negocio, tiene que ver con la adopción de un modelo de Cliente ideal o Buyer person para conocer en detalle, las necesidades, gustos, preferencias y motivaciones reales de los usuarios respecto a la oferta de algún producto y/o servicio a través de Internet.

De otro lado, tenemos al Público Objetivo, una herramienta tradicional del marketing que nos ayuda a reconocer información socioeconómica, demográfica y comportamental de las personas o empresas interesadas en algún producto y/o servicio. Aunque existen notables diferencias entre uno y otro, debemos comprender que ambas son herramientas complementares al momento de optimizar las estrategias y campañas de marketing en cada una de las etapas del Embudo de conversión.

Piensa por ejemplo, en el momento que ingresas a una entidad bancaria para realizar tus pagos. Justo después de tu ingreso a la red de oficinas presenciales o virtuales, te brindan la posibilidad de acceder a los servicios del banco de forma exclusiva como cliente preferencial y disfrutar de los beneficios. De este modo, puedes realizar débitos automáticos para el pago de tus obligaciones, evitar filas y ahorrar tiempo.

En cambio, cuando no eres cliente, sucede todo lo contrario pues debes asistir personalmente a una oficina de la red, hacer filas que pueden tomar varios minutos de tu tiempo y además, perder las opciones de exclusividad. Esto mismo sucede con una limitada identificación del público objetivo, pues estaremos atendiendo al propósito de construir estrategias de marketing generalizadas con grandes posibilidades de fracasar en nuestro intento por atraer usuarios desconocidos y convertirlos en clientes potenciales para nuestro negocio.

Entre tanto, el modelo de cliente preferencial (Buyer person) ha sido diseñado y elaborado con un minucioso trabajo de investigación que va más allá de datos generales, centrándose en estudiar el nivel de compromiso de la marca con sus clientes (Engagement) y el grado de satisfacción con el producto y/o servicio ofrecido.

Este modelo o perfil nos permitirá conocer a qué tipo de cliente nos estamos enfrentando, es decir, si se trata de clientes B2B (empresa-empresa) o clientes B2C (empresa-persona). Quiere decir que no existe un único modelo de cliente ideal, de hecho mediante la creación de una plantilla con datos personalizables y realmente valiosos para tu empresa, podrás diseñar el perfil que estás buscando para entregar un mensaje y un contenido de “valor” de acuerdo al propósito del Inbound Marketing.

Uno de los errores más comunes de las empresas tiene que ver con seguir su intuición sobre el público objetivo y el cliente ideal al cual dirigirse, si bien, la empresa es la que mejor conoce a sus clientes. Sin embargo, te recomendamos aislarte un poco de esta idea y optar por escuchar a tus propios clientes, aquellos que están comprometidos con tu negocio y qué mejor que acudir a tus seguidores en redes sociales.

Por otra parte, recuerda que esta era los datos son de mucho valor, por eso considera hacer un recorrido por los registros de tus clientes en tus bases de datos y comienza por actualizar información que pueda ayudarte a clasificar y avaluar el estado de cada uno de estos registros, de manera que también puedas acudir a ellos en el momento conocer percepciones importantes sobre las soluciones que les ofreces.

Recuerdas que algunas empresas de mercadeo se encargan de recopilar datos a través de encuestas, bueno, pues ha llegado el momento para que tu empresa esté en sintonía con este objetivo. La idea es crear un guion con preguntas relevantes como por ejemplo, los datos personales y de contacto, pero también sus aficiones, objetivos de vida personal, responsabilidades, retos profesionales, así como sus preferencias en redes sociales y los motivos de su preferencia por nuestra marca, incluyendo su experiencia como consumidor.

Luego de esta definición podremos dar inicio a la creación de estrategias de marketing que responderán a las necesidades de un mercado dinámico y en constante transformación, las cuales probablemente alcanzaran el éxito esperado con el apoyo de las diferentes técnicas para evaluar y clasificar a cada uno de los usuarios y ubicarlos de forma automática (gracias a las herramientas de automatización) en las diferentes etapas del embudo de conversión para saber qué ofrecer y en qué momento comunicarlo.

En diMarka sabemos la importancia de crear estrategias de marketing digital personalizadas para cada modelo de negocio. Por eso te invitamos a contactarnos para asesórate exclusivamente en el diseño de estrategias personalizadas para tu negocio, con el apoyo de plataformas de automatización que te ayudarán a optimizar tu tiempo para que puedas invertirlo en la creación de nuevas estrategias ¡Agenda YA tu asesoría virtual! Escríbenos a: info@dimarka.com o comunícate a nuestro WhatsApp +57 316 698 1502 para agendar una asesoría virtual o presencial.